Internacional

Las autoridades mexicanas afirman que el femicidio de la pequeña Fátima “no fue por dinero”

De acuerdo a la información oficial, los detenidos trataron de sobornar a policías municipales de Atizapán, y además confesaron el crimen a un pariente.

El secretario de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México, Omar García Harfuch, informó que el feminicidio de la niña Fátima, de 7 años, “no fue por dinero”.

El móvil se sabe que no fue por dinero, pero no se va a dar más datos, no se hablará más por morbo”, dijo García en una conferencia conjunta con la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Los funcionarios confirmaron la detención, la noche de este miércoles, de Gladis Giovana ‘N’ y Mario Alberto ‘N’, principales sospechosos del secuestro y asesinato de Fátima.

Los sospechosos fueron detenidos en la localidad La Palma, municipio de Isidro de Fabela, en el estado de México, luego que se lograra ubicar el domicilio donde se encontraban, gracias a las labores de la Policía de Investigación de la Fiscalía de Ciudad de México, autoridades del estado de México y la Guardia Nacional.

García precisó que, además, fue clave “una denuncia ciudadana”, que ingresó a la Fiscalía de Ciudad de México. “El personal de campo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se entrevistó con la persona que hizo la denuncia y confirmó una vez más el domicilio”, precisó.

“Por ahora solo están detenidos por cohecho”, dijo García.

Los detenidos fueron presentados en las instalaciones de la Fiscalía de Atizapán, en el estado de México, y posteriormente serán trasladados a la Ciudad de México “para seguir su procedimiento penal”, precisó García.

El funcionario añadió que, tras la detención, los sospechosos trataron de sobornar a policías municipales de Atizapán.

Padres de tres menores

La pareja que presuntamente asesinó a Fátima tiene tres hijos, confirmó el funcionario en la rueda de prensa.

Mencionó que los menores han sido resguardados por las autoridades, debido a que se encuentran en una situación de “evidente vulnerabilidad”.

Sheinbaum detalló que, de acuerdo a información recopilada en entrevistas que se hicieron a los pobladores, “uno de sus hijos asiste a una escuela de la zona” donde secuestraron a la menor.

El crimen que conmocionó a México

Fátima, una niña de apenas 7 años, desapareció el pasado 11 de febrero, cuando se encontraba en las puertas de la escuela Enrique C. Rébsamen, ubicada en Santiago Tulyehualco, un poblado en el oriente de la Ciudad de México, en la alcaldía de Xochimilco.

El domingo 16 de febrero, las autoridades encontraron el cuerpo de la menor, dentro de una bolsa, en la colonia Los Reyes de la alcaldía de Tláhuac, municipio aledaño a Xochimilco.